▷ 60 frases de Voltaire que te harán más sabio 🙌

Las citas célebres más famosas del pensador francés de la Ilustración.
Con estas frases de Voltaire aprenderás mucho sobre el mundo y la política | Archivo

 

François-Marie Arouet, más conocido como Voltaire, fue un célebre pensador francés famoso por desarollar buena parte de las idas de la Ilustración. En las frases de Voltaire que leerás a continuación reconocerás uno de los principales ideológos de esa corriente que pretendía establecer la preeminencia de la razón y la autoridad de la ciencia, así como el ideario progresista que caracterizó al personaje. 

Miembro de la Academia Francesa desde 1746, Voltaire se destacó como uno de los intelectuales más influyentes de su tiempos. Era historiador. filósofo, escritor y abogado, y dejó para la historia obras de filosofía política muy destacadas como 'Cándido o el optimismo', 'Diccionario filosófico' y 'Tratado sobre la tolerancia'.

Entre sus principales ideas se encuentran su creencia en un sentimiento universal e innato de justicia que se refleja a través de las leyes, y toda una teoría de la moral según la cual el pensador francés se erige en defensor acérrimo de la tolerancia. Voltaire también creía que la labor del hombre es tomar en su mano su propio destino y embellecer su vida con la ciencia, la industria, las artes y la política.

60 frases de Voltaire célebres

Como uno de los grandes ideólogos de la corriente de pensamiento de la Francia revolucionaria del siglo XVIII, Voltaire dejó citas muy interesantes sobre el hombre, la política y el mundo. Te dejamos con algunas frases de Voltaire célebres e inspiradoras para pensar y reflexionar.

1Decimos una necedad y a fuerza de repetirla acabamos creyéndola.

2Una colección de pensamientos debe ser una farmacia donde se encuentra remedio a todos los males

3Las falsedades no sólo se oponen a la verdad, sino que a menudo se contradicen entre sí.

4Cambia de placeres, pero no cambies de amigos.

5El orgullo de los humildes consiste en hablar siempre de sí mismos; el orgullo de los grandes, en no hablar de sí nunca.

6Claro que el café es un veneno lento; hace cuarenta años que lo bebo.

7Al ser incapaz de hacer que la gente sea más razonable, he preferido ser feliz lejos de ellos.

8He decidido hacer lo que me gusta porque es bueno para la salud.

9La ignorancia afirma o niega rotundamente; la ciencia duda.

10La razón me dice que Dios existe, pero también me dice que nunca podré saber lo que es.

11Una de las supersticiones del ser humano es creer que la virginidad es una virtud.

12La vida es un naufragio, pero no hay que olvidar cantar en los botes salvavidas.

13Está prohibido matar; por lo tanto, todos los asesinos son castigados a menos que maten en gran número y bajo el sonido de las trompetas.

14Cuanto más tiempo nos detenemos en nuestros infortunios, mayor es su poder para hacernos daño.

15Lo superfluo, algo muy necesario.

16La perfección se alcanza poco a poco, lentamente; requiere la mano del tiempo.

17No sé dónde voy, pero sí que estoy en mi camino.

18El optimismo es la locura de insistir en que todo está bien cuando somos miserables.

19El cerebro humano es un órgano complejo, con el maravilloso poder de lograr que el hombre pueda encontrar razones para seguir creyendo lo que él quiere creer.

20El mundo me da vergüenza, y no puedo soñar que existe este reloj y no tiene ningún relojero.

21Si este es el mejor de los mundos posibles, ¿entonces cómo están los demás?

22Todo hombre es una criatura de la edad en la que vive, y pocos son capaces de elevarse por encima de las ideas de la época.

23La locura es pensar en demasiadas cosas demasiado rápido, o en una cosa demasiado exclusivamente.

24La incertidumbre es una posición incómoda, pero la certeza es un absurdo.

25Yo conozco al pueblo: cambia en un día. Derrocha pródigamente lo mismo su odio que su amor.

27No siempre depende de nosotros ser pobres; pero siempre depende de nosotros hacer respetar nuestra pobreza.

28Un gran uso de las palabras es ocultar nuestros pensamientos.

28Los ejemplos corrigen mucho mejor que las reprimendas.

29Cuatro mil volúmenes de la metafísica no nos enseñan qué es el alma.

30La oportunidad de hacer el mal se encuentra cien veces al día, y de hacer el bien una vez en un año.

31Detrás de cada hombre exitoso hay una mujer sorprendida.

32El hombre actual ha nacido o bien para vivir entre las convulsiones de la inquietud, o bien en el letargo del aburrimiento.

33Buscamos la felicidad, pero sin saber dónde, igual que los borrachos buscan su casa, sabiendo que tienen una.

34Lo que llamamos casualidad no es ni puede ser sino la causa ignorada de un efecto desconocido.

35Los que pueden hacer que creas absurdidades, pueden hacerte cometer atrocidades.

36La idiotez es una enfermedad extraordinaria, no es el enfermo el que sufre por ella, sino los demás.

37El amor propio, al igual que el mecanismo de reproducción del género humano, es necesario, nos causa placer y debemos ocultarlo.

38Todos los hombres nacen con una nariz y cinco dedos, pero nadie nace con un conocimiento de Dios.

39Ningún problema puede resistir el asalto del pensamiento sostenido.

40¿Hay alguien tan sabio como para aprender por la experiencia de los demás?

41Si alguna vez, ve saltar por la ventana a un banquero suizo, salte detrás. Seguro que hay algo que ganar.

42Cuando se trata de una cuestión de dinero, todo el mundo es de la misma religión.

43Siempre la felicidad nos espera en algún sitio, pero a condición de que no vayamos a buscarla.

44¡Dios mío, líbrame de mis amigos! De los enemigos ya me encargo yo.

45Si no encontramos nada muy agradable, al menos vamos a encontrar algo nuevo.

46La naturaleza siempre ha tenido más fuerza que la educación.

47Las lágrimas son el lenguaje silencioso de dolor.

48Para el malvado, todo sirve como pretexto.

49Usar, no abusar… ni la abstinencia ni el exceso nunca hace al hombre feliz.

50El que revela el secreto de otros pasa por traidor; el que revela el propio secreto pasa por imbécil.

51La civilización no suprimió la barbarie; la perfeccionó e hizo más cruel y bárbara.

52En el desprecio de la ambición se encuentra uno de los principios esenciales de la felicidad sobre la tierra.

53Muero adorando a Dios, amando a mis amigos, no odiando a mis enemigos, y detestando la superstición.

54Proclamo en voz alta la libertad de pensamiento y muera el que no piense como yo.

55Sólo es inmensamente rico aquel que sabe limitar sus deseos.

56Azar es una palabra vacía de sentido, nada puede existir sin causa.

57Quienes creen que el dinero lo hace todo, terminan haciendo todo por dinero.

58Yo no estoy de acuerdo con lo que usted dice, pero me pelearía para que usted pudiera decirlo.

59Yo, como don Quijote, me invento pasiones para ejercitarme.

60Es peligroso tener razón cuando el gobierno está equivocado.

Comentarios