150 Frases de El Principito (con su SIGNIFICADO)

El clásico de El Principito está repleto de frases llenas de valores y reflexiones.
Frases inolvidables de 'El Principito', de Antoine de Saint-Exupéry. | Wikimedia Commons.

 

Hace más de 76 años que se publicó El Principito y, a día de hoy, aún continúa dándonos lecciones, inspirándonos y, sobretodo, enseñándonos. Es el libro escrito en francés más leído y traducido de toda la historia y es uno de los más vendidos en todo el mundo. Las frases de El Principito son toda una enseñanza y reflexión de la vida. 

Aunque la novela está considerada como libro infantil, la manera en la que se encuentra escrita, es en realidad una crítica a la adultez y en los que se tocan temas profundos como la soledad, el sentido de la vida, el amor, la amistad y la pérdida.

Frases del Principito

En la siguiente lista os presentamos las frases de El Principito que más nos enseñan y que más valores nos transmiten. Citas que nos harán reflexionar sobre la vida, la amistad y el amor. Una lectura tanto para mayores como para niños.

1Las personas mayores nunca pueden comprender algo por sí solas y es muy aburrido para los niños tener que darles una y otra vez explicaciones.

Los mayores pierden aquella inocencia infantil que les hacen tener una imaginación infinita.

2Todas las personas mayores fueron al principio niños, aunque pocas de ellas lo recuerdan.

Todos hemos sido niños, aunque con los años perdamos la inocencia y el espíritu infantil.

3Me pregunto si las estrellas se iluminan con el fin de que algún día, cada uno pueda encontrar la suya.

Todos podemos conseguir nuestros sueños, simplemente debemos luchar para ello.

4Caminando en línea recta no puede uno llegar muy lejos.

Se seguimos los caminos previamente establecidos, no descubiremos nada nuevo. Si nos salimos de ellos, aprendermos mucho más.

5Cuando uno está muy triste son agradables las puestas de sol.

Las puestas de sol reconfortan, ver terminar el día, con su belleza, nos hace saber que todo tiene su fin y que un nuevo día amanecerá.

6Cuando el misterio es demasiado impresionante, es imposible desobedecer.

A veces nos negamos a desobedecer por falta de conocimiento y por miedo a la verdad.

7Únicamente los niños aplastan su nariz contra los vidrios.

Solo los niños no tienen prejuecios y son curiosos.

8Lo que realmente embellece al desierto es el pozo que se oculta en algún sitio.

En toda situación por muy horrible que parezca, siempre tiene su lado positivo.

9Es mucho más difícil juzgarse a sí mismo que juzgar a los demás. Si logras juzgarte bien a ti mismo eres un verdadero sabio.

Es importante aprender a no juzgar a las personas y mirar más cómo somos nosotros y en qué debemos mejorar.

10¿Los hombres? El viento los lleva, pues no tienen raíces y no tenerlas les causa amargura.

A las personas les cuesta establecer raíces, y van de un lado para otro.

11Es una locura odiar a todas las rosas porque una te pinchó. Renunciar a todos tus sueños porque uno de ellos no se realizó.

No debes dejarte vencer por las dificultades y renunciar a tus sueños porque uno no se haya cumplido.

12Nunca está nadie contento donde se encuentra.

Nunca estamos contentos con nuestra situación y nuestra vida.

13Fue el tiempo que pasaste con tu rosa lo que la hizo tan importante.

El tiempo que pasamos con las personas que queremos es lo que realmente importa.

14Viví mucho con personas mayores y las he conocido muy de cerca; pero esto no ha mejorado demasiado mi opinión sobre ellas.

Las personas mayores han perdido todo lo que tenían de niños y vivien en un mundo artificial.

15Es muy triste olvidar a un amigo. No todos han tenido uno.

Si tenemos la suerte de tener un amigo, no debemos distanciarnos.

16El principito, que me hacía muchas preguntas, jamás parecía oír las mías.

A veces somos egoístas y no nos preocupamos por los demás.

17Nadie le creyó a causa de su manera de vestir. Las personas mayores son así.

Los adutos nos fijamos demasiado en las apariencias.

18Nada en el universo sigue siendo igual si en alguna parte, no se sabe dónde, un cordero que no conocemos ha comido, o no, a una rosa.

Todas las desiciones que tomemos en nuestra vida tendrá sus consecuencias.

19Será necesario que soporte dos o tres orugas, si quiero conocer las mariposas; creo que son muy hermosas.

A veces tenemos que superar situaciones difíciles para poder disfrutar de otras más agradables.

20Sólo hay que pedir a cada uno, lo que cada uno puede dar.

Tenemos que ser sinceros con nosotros mismos y no exigirnos más de lo que podemos dar.

21Me creía rico con una flor única y resulta que no tengo más que una rosa ordinaria.

Debemos aprender a volorar lo que tenemos y ser un poco más humildes.

22Si vienes, por ejemplo, a las cuatro de la tarde, comenzaré a ser feliz desde las tres.

Motívate por las cosas.

23Él se enamoró de sus flores y no de sus raíces, y en otoño no supo qué hacer.

No te fijes solo en lo superficial, porque puede desaparecer algún día. Ves más allá de lo que ven tus ojos.

24Tener un amigo es un verdadero privilegio y si uno se olvida de ellos se corre el riesgo de volverse como las personas mayores que solo se interesan por las cifras y los números.

Muchas personas adultas solo miran por sus intereses a la hora de hacer amistad con alguien.

25En el planeta del principito había, como en todos los planetas, hierbas buenas y hierbas malas y, por lo tanto, semillas de unas y otras.

En todos los lugares encontraremos personjas buenas y malas.

26Hay que arrancar los baobabs en cuanto se les distingue de los rosales pues se parecen mucho cuando son pequeñitos.

De pequeños todos nos parecemos, a medida que vamos creciendo es cuando nos vamos definiendo.

27Si un cordero come arbustos, se comerá también las flores ¿no?

A veces por inercia actuamos de manera generalizada.

28Las flores son débiles. Son ingenuas. Se defienden como pueden y las espinas son su defensa.

En determinadas situaciones intentamos defendernos de los ataques como podemos.

29Si alguien ama a una flor de la que sólo existe un ejemplar entre millones y millones de estrellas, es suficiente mirar al cielo para ser feliz pues puede decir satisfecho: "Mi flor está allí, en alguna parte…"

Aunque lo que ames esté lejos, saber que existe ya te hace feliz.

30Debí haberla juzgado por sus actos y no por sus palabras, me perfumaba, me iluminaba. Debí haberla adivinado de su ternura, detrás de sus pobres astucias. ¡Las flores son tan contradictorias! Pero yo era demasiado joven para saber amarla

En el amor hay que tener paciencia y tener en cuenta todo lo que la otra persona hace por nosotros.

31Que los volcanes estén extinguidos o se despierten es igual para nosotros. Lo interesante es la montaña del volcán y esta nunca cambia.

Aunque las situaciones pueden cambiar de vez en cuando, lo importante es lo que siempre está presente en nuestro día a día.

32Los hombres  se meten en los trenes pero no saben a dónde van. No saben qué quieren ni saben qué buscar.

Hay personas que simplemente siguen el ritmo de la vida y de los demás, sin saber hacia dónde quieren ir.

33Es igual con la flor. Si quieres a una flor que habita en una estrella, es muy dulce mirar al cielo por la noche. Todas las estrellas han florecido.

Por muy imposible que parezca, sueña con ello y serás feliz.

34Yo puedo juzgarme a mí mismo en cualquier parte y no tengo necesidad de vivir aquí.

Para juzgarse a uno mísmo no importe ni dónde ni cuando.

35Para los vanidosos todos los demás hombres son admiradores.

Vivir pensando que todos nos admiran nos convierte en vanidosos.

36¡Bueno! Te admiro, pero ¿para qué te sirve?

¿De qué nos sirve que nos admiren, qué recompesa nos aporta?

37Bebo para olvidar que soy un borracho.

A veces intentamos sentirnos mejor sin afrontar la situación.

38Es útil, pues, para mis volcanes y para mi flor que yo las posea. Pero tú, tú no eres nada útil para las estrellas…

Ciertas cosas pueden sernos útiles pero nosotros no serlo para ellas.

39Es el único que no me parece ridículo, quizás porque se ocupa de otra cosa y no de sí mismo.

Es importante no solo pensar en nosotros mismos, sino también en los demás.

40Te miraré de reojo y tú no dirás nada. La palabra es fuente de malentendidos.

Las palabras se pueden interpretar mal, pero las acciones no.

41Únicamente los niños saben lo que buscan. Pierden el tiempo con una muñeca de trapo que viene a ser lo más importante para ellos y si se la quitan, lloran.

Solo los niños hacen lo que realmente desean y es importante para ellos.

42¡Qué planeta más raro!, es seco, puntiagudo y salado. Y los hombres carecen de imaginación; no hacen más que repetir lo que se les dice.

Los adultos han perdido la imaginación y el criterio, solo hacen lo que ven hacer a los demás.

43Los hombres se meten en los rápidos pero no saben dónde van ni lo que quieren. Entonces se agitan y dan vueltas.

Los adultos siguen el ritmo frenético de los otros adultos, sin plantearse a dónde quieren ir. 

44No era más que un zorro semejante a cien mil otros. Pero yo le hice mi amigo y ahora es único en el mundo.

Con la amistad podemos conocer a una persona muy produndamente. 

45Yo no debía hacerle caso, nunca hay que hacer caso a las flores, basta con mirarlas y olerlas. Mi flor embalsamaba el planeta, pero yo no sabía gozar con eso

Hay que dejarse llevar y disfrutar de lo que nos ofrece la vida.

46Claro que nosotros, como sabemos comprender la vida, nos burlamos tranquilamente de los números. A mí me habría gustado empezar esta historia a la manera de los cuentos de hadas.

Debemos salirnos de los estereotipos y del conocimiento e ir mucho más allá.

47Los baobabs comienzan por ser muy pequeñitos.

Por muy mayores que nos hagamos, todos hemos sido niños.

48El suelo del planeta del principito estaba infestado de semillas de baobabs que si no se arrancan acaban de surgir y en cuanto se les reconoce, pueden cubrir todo el planeta, perforarlo con sus raíces y, si el planeta es muy pequeño y los baobabs son muchos, lo hacen estallar.

Si el problema no se corta de raís, puede llegar a convertirse en algo muy grave.

49Si alguna vez viajan esto podrá servirles mucho. A veces no hay inconveniente en dejar para un poco más tarde el trabajo; pero tratándose de baobabs, el retraso es siempre fatal.

Si dejamos los problemas para más adelante, las consecuencias suelen ser fatales.

50Sólo se conoce bien lo que se domestica. Los hombres ya no tienen tiempo de conocer nada; todo lo compran ya hecho. Y como en las tiendas no se venden amigos, los hombres ya no tienen amigos. ¡Si quieres tener un amigo, entonces debes domesticarme![

Los adultos ya no dedican tiempo a las amistades, solo les importa lo material.

51Si tú me domesticas, entonces tendremos la necesidad del uno del otro, tú serás único para mí, único en el mundo y yo lo seré para ti.[

Es importante crear vínculos con las personas para que sean únicas para ti.

52Todos los hombres se parecen (...). Pero, si me domesticas, mi vida se llenará de sol.

Mantén la verdadera amistad por encima de la distancia y del tiempo.

53No importa la cantidad, sino la calidad de tiempo que pasamos con un amigo. Algunos necesitan días y otros solamente cinco minutos.

Lo importante en una amistad es la calidad del tiempo que pasas con ella. 

54La gente tiene estrellas pero no significan lo mismo para todos. Para algunos, los que viajan, las estrellas son sus guías. Para otros sólo son lucecitas. Para los sabios las estrellas son motivo de estudio y para mi hombre de negocios, eran oro.

Cada persona da un valor diferente a las mismas cosas. 

55Ve y mira de nuevo las rosas. Ahora comprenderás que las tuyas son únicas en todo el mundo. Luego regresa para despedirte de mí, y te haré un regalo de un secreto.

Aprende a valorar las cosas.

56He aquí mi secreto, que no puede ser más simple: sólo con el corazón se puede ver bien; lo esencial es invisible a los ojos.

Las cosas realmente importantes solo las podemos sentir, no son bienes materiales.

57Y ahí está el gran misterio. Para ustedes que quieren al principito, lo mismo que para mí, nada en el universo habrá cambiado si en cualquier parte, quién sabe dónde, un cordero desconocido se ha comido o no se ha comido una rosa…

No importa lo que suceda a lo lejos, importa lo que sucede aquí y ahora a las personas que nos importan.

58A los mayores les gustan mucho las cifras. Cuando se les habla de un nuevo amigo, jamás preguntan cosas esenciales como: "¿Qué tono tiene su voz? ¿Qué juegos prefiere? o ¿Si le gusta o no coleccionar mariposas?" En cambio preguntan: "¿Qué edad tiene? ¿Cuántos hermanos? ¿Cuánto pesa? ¿Cuánto gana su padre?" Solamente con estos detalles creen conocerle.

Los adultos miran solo por sus intereses materiales, incluso cuando conocen a nuevas personas.

59Mi dibujo no representaba un sombrero. Representaba una serpiente boa que digiere un elefante. Dibujé entonces el interior de la serpiente boa a fin de que las personas mayores pudieran comprender. Siempre estas personas tienen necesidad de explicaciones.

Los adultos no van más allá, no utilizan su imaginación. No miran a su alrededor.

60Ellos respondieron: “¿por qué tener miedo de un sombrero?” Mi dibujo no era una imagen de un sombrero”. Era una imagen de una boa constrictor digiriendo un elefante.”

A veces las apariencias engañan, hay que dejar ir a la imaginación.

61¡La Tierra no es un planeta cualquiera! Se cuentan en él ciento once reyes (sin olvidar, naturalmente, los reyes negros), siete mil geógrafos, novecientos mil hombres de negocios, siete millones y medio de borrachos, trescientos once millones de vanidosos, es decir, alrededor de dos mil millones de personas mayores.

El problema de la Tierra son los adultos. Aprendamos a no perder nuesta faceta infantil.

62Cuando por la mañana uno termina de arreglarse, hay que hacer cuidadosamente la limpieza del planeta. Hay que dedicarse regularmente a arrancar los baobabs, cuando se les distingue de los rosales, a los cuales se parecen mucho cuando son pequeñitos. Es un trabajo muy fastidioso pero muy fácil.

Cuando antes termines de solucinar tus problemas, mejor.

63Conozco un planeta donde vive un señor muy colorado, que nunca ha olido una flor, ni ha mirado una estrella y que jamás ha querido a nadie. En toda su vida no ha hecho más que sumas. Y todo el día se lo pasa repitiendo como tú: "¡Yo soy un hombre serio, yo soy un hombre serio!"… Al parecer esto le llena de orgullo. Pero eso no es un hombre, ¡es un hongo!.

Debemos disfrutar de la vida y del momento.

64Amar es la confianza plena de que pase lo que pase vas a estar, no porque me debas nada, no con posesión egoísta, sino estar, en silenciosa compañía.

Debemos amar de manera desinteresada.

65Amar es desear lo mejor para el otro, aún cuando tenga motivaciones muy distintas.

Anque seamos diferentes, debemos desear lo mejor a la otra persona.

66Procura ser feliz.

Siempre debemos intentar ser felices.

67Eres el dueño de tu vida y tus emociones, nunca lo olvides. Para bien y para mal.

Solo nosotros somos los responsables y dueños de nuestra vida.

68Dar amor no agota el amor, por el contrario, lo aumenta. La manera de devolver tanto amor, es abrir el corazón y dejarse amar.

Por mucho que amemos, el amor no se termina, todo lo contrario.

69Cuando una persona dice que ha sufrido por amor, en realidad ha sufrido por querer, no por amar. Se sufre por apegos. Si realmente se ama, no puede sufrir, pues nada ha esperado del otro.

Si realmente amas a una persona, no sufrirás, pues nunca esperarás nada a cambio.

70¿Jugar contigo? No…, no puedo. Aún no estoy domesticado.

Hasta que no te ganas su confianza, no puedes considerar amigo a una persona.

71No existe nada que sea perfecto.

La perfección no existe.

72Al primer amor se le quiere más, a los otros se les quiere mejor.

Cuando amamos por primera vez lo hacemos de una manera muy intensa.

73Si queremos un mundo de paz y justicia hay que poner decididamente la inteligencia al servicio del amor.

Para que haya paz, es esencial el amor y la inteligencia.

74El amor es lo único que crece cuando se reparte.

Cuanto a más personas ames, más amor habrá.

75El amor verdadero empieza cuando no se espera nada a cambio.

No esperes nada cuando ames a una persona. Solo así llegará el amor.

76Y el pequeño príncipe estalló en una encantadora carcajada, lo que me irritó mucho. Me gusta que mis desgracias sean tomadas en serio.

Debemos respetar siempre a los demás y tener delicadeza con sus asuntos.

77Todo es un gran misterio… Mira hacia el cielo y verás cómo todo cambia.

Cuando no entiendas nada, mira el cielo, sueña, y lo verás todo mucho más claro.

78Creo que para escapar se aprovechó de la migración de una bandada de pájaros silvestres.

A veces nos escabullimos de los problemas escondiéndonos entre los demás.

79Uno debe exigir de cada uno el deber que cada uno puede realizar. La autoridad aceptada descansa ante todo en la razón.

La autoridad que más se acepta es aquella que está construida sobre la razón.

80Es un acto demasiado a menudo descuidado, dijo el zorro. Significa establecer lazos.

No debemos dejar de banda la creación de lazos emocionales con las personas.

81Las cosas más bellas del mundo no se pueden ver ni tocar, se sienten con el corazón.

La cosas más bonitas no se ven, se sienten.

82Esta es la clave del sentido de la vida; amor por otro: flor, estrella, volcán, hombre … es sentirse responsable por otro.

Lo que mueve nuestra vida es el sentimiento de responsabilidad sobre otra personas o cosa.

83Amar no es mirarse el uno al otro, sino mirar en la misma dirección.

Amar es tener los mismos valores que la otra persona.

84Para llegar a ser primavera, significa aceptar el riesgo de invierno. Para llegar a ser presencia, significa aceptar el riesgo de la ausencia.

A veces tenemos que aceptar la ausencia para poder disfrutar de la presencia de una persona.

85Serás mi amigo y tendrás ganas de reír conmigo.

En la amistad tienes ganas de pasártelo bien y compartir momentos con esa persona.

86Amistades hechas de silencios comprendidos… De simpatías mutuas sin explicación.

A veces no entendemos el por qué de la afinidad que tenemos con nuestros amigos.

87Había una vez un principito que habitaba un planeta apenas más grande que él y que tenía necesidad de un amigo.

Aunque podamos estar rodeados de personas, podemos sentirnos solos.

88Las amistades están hechas a trocitos.

La amistad de forja de pequeños momentos y sentimientos.

89Lo que más importa son los placeres simples tan abundantes que todos podemos disfrutarlos.

Es importante disfrutar de cosas y que los demás también puedan hacerlo.

90La felicidad no reside en los objetos que reunimos a nuestro alrededor. Para encontrarlo, todo lo que tenemos que hacer es abrir los ojos.

La felicidad no es material, la encontramos en las cosas que sentimos.

91Pero yo, por desgracia, no sé cómo ver ovejas a través de las paredes de las cajas. Quizás soy un poco como los adultos. He tenido que envejecer.

A medida que nos hacemos adultos perdemos la imaginación.

92Los ojos son ciegos. Hace falta buscar con el corazón.

Con los ojos no vemos lo realmente importante, pero sí con el corazón.

93Pero las semillas son invisibles. Duermen en el secreto de la tierra hasta que a una de ellas se le ocurre despertarse.

No vemos lo que cosechamos hasta que no florece.

94Los hombres ocupan muy poco lugar sobre la Tierra… Las personas mayores no les creerán, seguramente, pues siempre se imaginan que ocupan mucho sitio

Los adultos tienden a creer que son más importantes que el resto de humanos.

95No se debe nunca escuchar a las flores. Solo se las debe contemplar y oler. La mía perfumaba mi planeta, pero yo no era capaz de alegrarme de ello.

Debemos prestar atención a las acciones y no a las palabras, mientras disfrutamos del tiempo compartido.

96Cuando uno se deja domesticar, corre el riesgo de llorar un poco.

Querer y crear vínculos con alguien a veces duele.

97Entonces el astrónomo volvió a dar cuenta de su descubrimiento en 1920 y como lucía un traje muy elegante, todo el mundo aceptó su demostración.

La sociedad se deja llevar por las apariencias y le dan demasiada importancia.

98Es tan misterioso el país de las lágrimas…

A veces sufrimos y cuesta saber el por qué.

99Los mayores me aconsejaron que dejara a un lado los dibujos de serpientes abiertas o cerradas y que me preocupen más bien de la geografía, la historia, el cálculo y la gramática.

Los mayores no dan valor a los sueños e imaginación que pueda tener alguien.

100La infancia es otro país, pero también una sala de espera, un estado de alojamiento y aceptación.

La infancia es una etapa muy intensa de la vida.

101Alguna que otra vez se distrae uno y eso basta.

A veces simplemente distrayéndonos con alguna cosa ya es importante para nosotros.

102Los vanidosos solo oyen las alabanzas.

Las personas que son vanidosas solo les importa el reconocimiento.

103Cuando uno quiere ser ingenioso, a veces se aleja un poco de la verdad.

Cuando queremos utilizar nuestro ingenio a veces dejamos volar demasido la imaginación. 

104Nadie está nunca satisfecho donde está.

Nunca estamos contentos con lo que tenemos.

105Soy quien soy y tengo la necesidad de serlo.

Tenemos que querer lo que somos.

106Cuando alguien se sonroja, ¿eso no significa “sí”?

Cuando alguien realmente le importa algo, aceptarlo puede hacerle sonrojar.

107Lo que veo aquí es sólo una corteza. Lo más importante es invisible.

Las cosas importantes no se ven, ya que no son materiales.

108Cuando encuentras un diamante que no es de nadie, es tuyo. Cuando encuentras una isla que no es de nadie, es tuya. Cuando eres el primero en tener una idea, la haces patentar: es tuya. Yo poseo las estrellas porque jamás nadie antes que yo soñó con poseerlas.

Tus sueños son tuyos, y de nadie más.

109Hace ya seis años que mi amigo se fue con su cordero. Si trato aquí para describirlo es para no olvidarlo.

Aunque perdamos a un amigo, nunca debemos olvidarlo.

110Su trabajo tiene algún significado. Enciende su farola, es como si trajera una estrella más a la vida, o una flor. Cuando apaga su lámpara, envía la flor, o la estrella, a dormir. Esa es una ocupación hermosa. Y dado que es hermoso, es realmente útil.

Si lo que haces te gusta, es suficiente.

111Pequeño amigo, pequeño amigo, me encanta escuchar esa risa.

La risa es la expresión de la felicidad.

112Lo que más me conmueve de este pequeño príncipe que duerme aquí es su lealtad a una flor: la imagen de una rosa que brilla en todo su ser como la llama de una lámpara, incluso cuando está dormido.

La lealtad, es una de las expresiones de amor y amistad más importantes.

113La flor que amas no está en peligro. Te dibujaré un bozal para tus ovejas. Te sacaré una barandilla para poner alrededor de tu flor. Lo haré.

Con esfuerzo y ganas, todo tiene solución.

114Hay un rito, por ejemplo, entre mis cazadores. Todos los jueves bailan con las chicas del pueblo. ¡Así que el jueves es un día maravilloso para mí! da un paseo hasta los viñedos, pero si los cazadores bailaran en cualquier momento, todos los días serían como en días alternos, y nunca debería tener vacaciones.

Hay que saber parar y disfrutar de los momentos libres.

115En la Tierra uno ve todo tipo de cosas.

Existen miles de peronas y situaciones, todas diferentes.

116“Quiero mucho”, respondió el pequeño príncipe. “Pero no tengo mucho tiempo. Tengo amigos que descubrir y muchas cosas que entender”.

El tiempo pasa rápido, hay que saber aprovecharlo.

117Y luego mira: tú ¿ven los campos de cereales allá abajo? No como pan. El trigo no sirve para nada. Los campos de trigo no tienen nada que decirme. Y eso es triste. Pero tienes el pelo del color del oro. Piensa cómo ¡Qué maravilloso será cuando me hayas domesticado! El grano, que también es dorado, me hará pensar en ti otra vez. Y me encantará escuchar el viento en el trigo.

Lo que nunca te había importado, si forma parte de tu amistad pasa a ser importante para ti. 

118Conoceré el sonido de un paso que será diferente de todos los demás. Otros pasos me envían de regreso al suelo. Los tuyos me llamarán, como música, fuera de mi madriguera.

Celebra con tus amigos la vida.

119Cazo pollos, los hombres me cazan. Todos los pollos son iguales, y todos los hombres son iguales. Y, en consecuencia, estoy un poco aburrido.

Todo en la vida puede llegar a ser un círculo, intenta salir de el. 

120Y me encanta escuchar las estrellas de noche. Es como escuchar quinientas millones de campanitas.

Disfruta de la contemplación de las estrellas.

121En una estrella estaré vivo. En una de las estrellas me reiré, cuando mires el cielo por la noche … ¡Tú, solo tú, tendrás estrellas que pueden reír!

Los vínculos que creas con tus amigos son únicos y especiales.

122Y cuando hayas consolado (uno siempre terminado por consolar) te alegrarás de haberme conocido.

Aunque estés triste, siempre terminas por superar la situación.

123Si tuviera cincuenta y tres minutos para gastar como quisiera, debería caminar a mi ocio hacia un manantial de agua dulce.

Que el tiempo que dedicas la mayor parte del día sea a cosas que realmente te importan.

124Siempre me ha gustado el desierto. Uno se sienta en una duna de arena del desierto, no ve nada, no oye nada. Sin embargo, a través del silencio algo palpita, y brilla …

Aunque los veas todo difícil, siempre hay algo de esperanza.

125Pero si vienes en cualquier momento, nunca sabré a qué hora mi corazón está listo para saludarte.

Dedica tiempo a las personas siempre y cuando hayas tenido tu propio momento.

126Ya sabes, mi flor. . . Soy responsable de ella ¡Y ella es tan débil! ¡Ella es tan ingenua! Ella tiene cuatro espinas, de ningún uso en absoluto, para protegerse contra todo el mundo.

A veces creemos que nos podemos proteger de cualquier mal.

127Ella toma sus colores cuidadosamente. Se vistió lentamente, ajustó sus pétalos uno por uno. Ella no deseaba estar aquí arrugada como las amapolas.

Nos gusta presumir, nos gusta ser coquetos.

128Las personas donde vives cultivan cinco mil rosas en un jardín … sin embargo, no encuentran lo que están buscando.

Las personas no valoramos lo que tenemos y siempre vamos en busca de más.

129Ella arrojó su fragancia y su resplandor sobre mí. Nunca debería haber escapado de ella … Debería haber adivinado todo el afecto que había detrás de sus pobres pequeñas estratagemas.

Muchas veces no nos fijamos en nuestro alrededor y perdemos oportunidades por ello.

130No te demores así. Usted ha decidido irse. ¡Ahora vete!. Porque no quería que él la viera llorar. Ella era una flor tan orgullosa...

El orgullo muchas veces nos hace perder el amor.

131Pero solo en ella misma es más importante que todos los cientos de otras rosas: porque es a ella a quien he regado; porque es ella a quien he puesto debajo del globo de cristal; porque es ella a quien protegí detrás de la pantalla; porque es por ella que he matado a las orugas; porque es ella a quien he escuchado, cuando se quejaba, o se hinchaba, o incluso a veces cuando no decía nada. Porque ella es mi rosa.

El hecho de hacer cosas por una persona hace que sea muy especial para nosotros. 

132“¿Qué es la soledad?” Pregunta el principito. Es un reencuentro consigo mismo y no debe ser motivo de tristeza, es un momento de reflexión.

Debemos aprender y apreciar los momentos de soledad.

133Cada palabra tiene consecuencias, cada silencio también.

No solo las palabras generan consecuencias, los silencios también.

134Querer es tomar posesión de algo, de alguien.

Tendemos a querer ser los dueños de personas y cosas.

135Querer es buscar en los demás eso que llena las expectativas personales de afecto, de compañía.

Querer a una persona es buscar su compañía, sus sentimientos.

136Querer es hacer nuestro lo que no nos pertenece, es adueñarnos o desear algo para completarnos, porque en algún punto nos reconocemos carentes.

Querer a alguien es adueñarnos de lo que nosotros carecemos.

137Amar es permitir que seas feliz, aún cuando tu camino sea diferente al mío. Es un sentimiento desinteresado que nace en un donarse, en darse por completo desde el corazón. Por eso, el amor nunca será causa de sufrimiento.

Querer a una persona es un sentimiento desinteresado, es querer la felicidad del otro.

138Ahora lo entiendo —contestó ella después de una larga pausa. —Es mejor vivirlo —le aconsejó el Principito.

Vive la vida, el momento. Disfruta.

139Si realmente se ama, no puede sufrir, pues nada ha esperado del otro. Cuando amamos, nos entregamos sin pedir nada a cambio, por el simple y puro placer de dar.

Amar es dar, entregar sin querer nada a cambio.

140Solo podemos amar lo que conocemos, porque amar implica tirarse al vacío, confiar la vida y el alma.

Solo podemos querer lo que conocemos, ya que nos entregamos completamente.

141Hay amistades hechas de risas o dolores compartidas, otras de horas de escuela; otras de juegos de juventud, salidas, cines o diversiones; otras de un momento clave vivido en coincidencia... y luego están aquellas que nacen sin saber por qué.

Hay muchos tipos distintos de amistades, y algunas han nacido sin saber por qué.

142El solo hecho de que nos hayamos conocido me hace muy feliz, al menos a mí. Y estaré feliz el tiempo que tenga el placer de tu compañía, así sean diez minutos, dos años o treinta años.

Disfrutar de la compañía de tu amigo o amado es lo que produce la mejor felicidad.

143El tiempo perdido con amigos es tiempo ganado, aprovechado y vivido.

Todo el tiempo que pases con tus amigos es tiempo que habrás sido feliz.

144Son recuerdos para cinco minutos después, para dentro de un año o para siempre.

Los recuerdos pueden perdurar toda la vida.

145Estar atravesando una tormenta, no significa que no te dirijas hacia la luz del sol.

Aunque estés pasando por un momento complicado, no significa que no estés haciendo bien las cosas.

146¡Mi flor! Debí haberla juzgado por sus actos y no por sus palabras, me perfumaba y me iluminaba, no debí haber huido jamás.

Fíjate siempre en los actos de las personas, no en sus palabras.

147La lección que doy es digna de tenerse en cuenta.

Si das alguna lección, que vaga la pena hacerlo.

148¿Qué es un rito? Es lo que hace que un día sea diferente de los demás y una hora de las otras.

Intenta romper con la rutina y disfrutar de momentos diferentes.

149El desierto ha representado desde antiguo el despojo de cuanto es superficial, sometiendo a exigente accesos a los grandes espíritus. Su aridez flagela los sentidos, invitando a interiorizar la energía del alma, porque es en ella en quien puede brotar una coherente jerarquía de opciones y valores.

Es en nuestra alma donde afloran los valores.

150¿Y de qué te sirve poseer las estrellas? —Me sirve para ser rico. —¿Y de qué te sirve ser rico? —Me sirve para comprar más estrellas si alguien las descubre.

La felicidad no se compra con dinero, con dinero solo podemos comprar bienes materiales.