≫ 60 frases de deseo (y pasión) 🔥

Citas célebres de varios autores sobre la fuerza de la pasión.
Frases de deseo que te ayudarán a conocer mejor la naturaleza del alma humana | Unsplash

 

Apenas se discute el hecho de que el deseo es el verdadero motor del ser humano, la fuerza de la vida. Pero, ¿es el deseo una fuerza positiva que nos impulsa continuamente con el firme objetivo de conquistar nuestros sueños? ¿O es por el contrario una fuerza oscura que nos correa y saca lo peor de nosotros mismos? Descúbrelo en las siguientes frases de deseo célebres.

En ellas, varios autores reflexionan en torno al lugar que ocupa el deseo en el alma del ser humano y cómo modifica nuestro comportamiento. Para algunos, es aquello que nos hace vivir, pues sin deseo la vida no tendría sentido alguno. Para otros, es una pulsión peligrosa que hay que evitar y controlar para que no nos domine. 

Frases del deseo y la pasión

1En el fondo amamos nuestro deseo, y no aquello que deseamos.

2La vida no está hecha de deseos y sí de los actos de cada uno.

3El deseo es la verdadera esencia del hombre.

4El que se alimenta de deseos reprimidos finalmente se pudre.

5Vivir sus deseos, agotarlos en la vida, es el destino de toda existencia.

6Cuando dos hombres desean la misma cosa que no pueden gozar juntos se convierten en enemigos.

7Hay quien tiene el deseo de amar, pero no la capacidad de amar.

8Por lo general, los hombres creen fácilmente lo que desean.

9A cierta edad, un poco por amor propio, otro poco por picardía, las cosas que más deseamos son las que fingimos no desear.

10Amor y deseo son dos cosas diferentes; que no todo lo que se ama se desea, ni todo lo que se desea se ama.

11Sólo es inmensamente rico aquel que sabe limitar sus deseos.

12No pretendas que las cosas ocurran como tu quieres. Desea, más bien, que se produzcan tal como se producen, y serás feliz.

13A un alma se le mide por la amplitud de sus deseos, del mismo modo que se juzga de antemano una catedral por la altura de sus torres.

14Teméis todas las cosas como mortales y todas las deseáis como inmortales.

15Lo mucho se vuelve poco con sólo desear otro poco más.

16Sólo hay una fuerza motriz: el deseo.

17El hombre se dedica a desear en voz alta aquello que jamás se esfuerza en alcanzar.

18¡Cómo pinta el deseo los colores del iris en las nieblas de la vida!

19El deseo vence al miedo.

20Disminuye el deseo de todas las cosas cuando la ocasión es demasiado fácil.

21Los deseos de nuestra vida forman una cadena, cuyos eslabones son las esperanzas.

22El hombre tiene el amor por ala, y el deseo por yugo.

23Donde acaba el deseo comienza el temor.

24Donde acaba el deseo comienza el temor.

25El deseo nunca deja de ser insubordinado.

26Todo deseo estancado es un veneno.

27Prohibir algo es despertar el deseo.

28Cicerón

29No se desea lo que no se conoce.

30Toda la actividad humana está motivada por el deseo o el impulso.

31Si el hombre alcanzara la mitad de los deseos que tiene, redoblaría sus inquietudes.

32A nadie cuesta más que a aquel que mucho desea.

33Para sentirse, no diremos seguros, pero animados y tranquilos a lo largo de la vida, hay que desear poco y esperar todavía menos.

34¡Mi único deseo es conocer el mundo y las comedias que en él se representan!

35Desear lo mejor, recelar lo peor y tomar lo que viniere.

36¡Oh que aprisa piensa un vehemente deseo que no hay más que lo que piensa!

37Normalmente sólo vemos lo que queremos ver; tanto es así, que a veces lo vemos donde no está.

38Si quieres construir un barco, no empieces por buscar madera, cortar tablas o distribuir el trabajo. Evoca primero en los hombres y mujeres el anhelo del mar libre y ancho.

39No desear nada es no vivir.

40Ten fe ciega, no en tu capacidad para el triunfo, sino en el ardor con que lo deseas.

41Un deseo desdeñado y descuidado es un enemigo al acecho con la daga desnuda.

42El conocimiento es el ojo del deseo y puede convertirse en el piloto del alma.

43La voluntad de ganar, el deseo de triunfar, el impulso de alcanzar tu máximo potencial… estas son las claves que abrirán la puerta a la excelencia personal.

44Es difícil contender contra el deseo de un corazón; porque lo que quiera tener lo compra a costa del alma.

45Señor, concédeme que siempre desee más de lo que puedo lograr.

46La disciplina del deseo es el fondo del carácter.

47El deseo es el punto de partida de todo logro, no una esperanza, no un pensamiento, sino un deseo pulsante que trasciende todo.

48Todos los antojos son la mente que busca la salvación o la realización en las cosas externas y en el futuro como un sustituto de la alegría del Ser.

49Deseo es una manera de salir; el deseo es el camino que te lleva hacia el exterior. Si tu mente aún desea, no puedes caminar hacia adentro.

50El comportamiento humano fluye de tres fuentes principales: deseo, emoción y conocimiento.

51El deseo adquiere sentido cuando soy capaz de transformarlo en una acción.

52Hay quien tiene el deseo de amar, pero no la capacidad de amar.

53Quiero que llegue, pero no deseo acercarme a tu voz y no quemarme.

54En el deseo sexual, la mujer es un animal que bebe té y el hombre uno que bebe agua.

55Uno no sabe, uno desea lo que es la suma.

56El deseo nos incita a la posesión, a movernos hacia algo.

57Le habían concedido el deseo de toda su vida...Pero con condiciones.

58¿El deseo no es siempre el mismo, esté presente o ausente el objeto?

59El deseo exige su perpetuación ad infinitum.

60Quiero tenerlo todo otra vez, tal como era. Pero este deseo no tiene sentido.

Comentarios