+60 frases de Miguel de Unamuno para recordar ◁

Listado con las 60 frases más representativas del trabajo y vida de Miguel de Unamuno.
Miguel Unamuno, uno de los escritores y filósofos más reconocidos del país. | Wikipedia

 

Miguel de Unamuno y Jugo nació en 1864 en Salamanca. Fue un escritor y filósofo español y máximo exponente de la Generación del 98. Su obra está compuesta por una gran variedad de estilos literarios como novela, poesía, teatro y ensayo. En tres veces fue nombrado rector de la Universidad de Salamanca. 

Algunas de las frases de Miguel de Unamuno en discursos o escritos han marcado para siempre la historia, como la mítica: “Venceréis, pero no convenceréis.” Su intelecto y prosa son considerados como uno de los más importantes del país.

Frases de Miguel de Unamuno

Os presentamos algunas de las mejores frases del escritor Miguel de Unamuno, pronunciadas y escritas a lo largo de su vida y obra:

1La envidia es mil veces más terrible que el hambre, porque es hambre espiritual.

2Siente el pensamiento, piensa el sentimiento.

4Un pedante es un estúpido adulterado por el estudio.

5Procuremos más ser padres de nuestro porvenir que hijos de nuestro pasado

6Una de las ventajas de no ser feliz es que se puede desear la felicidad.

7Se viaja no para buscar el destino sino para huir de donde se parte.

8El modo de dar una vez en el clavo es dar cien veces en la herradura.

9El hombre es un producto social y la sociedad debe impedir que se pierda para ella.

10El cristianismo es apolítico.

11El nacionalismo es la chifladura de exaltados echados a perder por indigestiones de mala historia.

12El que tiene fe en sí mismo no necesita que los demás crean en él.

13Es débil porque no ha dudado bastante y ha querido llegar a conclusiones.

14Es detestable esa avaricia espiritual que tienen los que sabiendo algo, no procuran la transmisión de esos conocimientos.

15Es en el aspecto religioso donde hay que ir a buscar lo más típico y lo más radical de un pueblo.

16Es muy triste no sentirse amado, pero es mucho más triste no ser capaz de amar.

17Hasta un ateo necesita a Dios para negarlo.

18Hay que buscar la verdad y no la razón de las cosas. Y la verdad se busca con humildad.

19He dicho alguna vez, con escándalo acaso de ciertos pedantes, que la verdadera universidad popular española han sido el café y la plaza pública.

20La Compañía de Jesús y la República de Chile son las dos grandes hazañas del pueblo vascongado.

21A veces, el silencio es la peor mentira

22La fe es la fuente de la realidad, porque es la vida; creer es crear.

23La inmortalidad del alma, del alma que se escribe, del espíritu de la letra, es un dogma filosófico pagano.

24La moda, es decir, la monotonía en el cambio.

25La razón es la muerte del fascismo.

26Lo cierto es que creer en Dios es hoy, ante todo y sobre todo, para los creyentes intelectuales, querer que Dios exista.

27Lo sabe todo, absolutamente todo. Figúrense lo tonto que será.

28Los que reniegan de Dios es por desesperación de no encontrarlo.

29Me ahogo, me ahogo, me ahogo en este albañal y me duele España en el cogollo del corazón

30Me cago en el vapor, la electricidad y en los sueros inyectados.

31Mi gato nunca se ríe o se lamenta, siempre está razonando.

32Mi religión es buscar la verdad... aun a sabiendas que no he de encontrarla.

33No sé de que se trata, pero me opongo.

34No ves que me he pasado la vida soñando

35Obra de modo que merezcas a tu propio juicio y a juicio de los demás la eternidad, que te hagas insustituible, que no merezcas morir.

36Porque Augusto no era un caminante, sino un paseante de la vida.

37Primero la verdad que la paz.

38Cuanto menos se lee, más daño hace lo que se lee.

39Qué aberración y no otra cosa es el hombre mera y exclusivamente racional

40¡Que inventen ellos!

41¿Racionalizar la fe? Quise hacerme dueño y no esclavo de ella, y así llegué a la esclavitud en vez de llegar a la libertad en Cristo.

42Refinada soberbia es abstenerse de obrar por no exponernos a la crítica

43Salamanca, Salamanca, renaciente maravilla, académica palanca de mi visión de Castilla.

44Siempre me han aburrido y repugnado las corridas de toros.

45Cada nuevo amigo que ganamos en la carrera de la vida nos perfecciona y enriquece más aún por lo que de nosotros mismos nos descubre, que por lo que de él mismo nos da.

46Si sientes que algo te escarabajea dentro, pidiéndote libertad, abre el chorro y déjalo correr tal y como brote.

47Si, ya se qué uno de esos caudillos de la que llaman revolución social ha dicho que la religión es el opio del pueblo. (...) Sí, démosle opio, y que duerma, y que sueñe.

48Sólo el que ensaya lo absurdo es capaz de conquistar lo imposible.

49Sólo el que sabe es libre, y más libre el que más sabe.

50¡Son tantos los mortales que no pueden digerir la felicidad! La felicidad no es cosa fácilmente digerible; es, más bien, muy indigesta.

51Venceréis, pero no convenceréis. Venceréis porque tenéis sobrada fuerza bruta; pero no convenceréis, porque convencer significa persuadir. Y para persuadir necesitáis algo que os falta: razón y derecho en la lucha.

52Todo acto de bondad es una demostración de poderío.

53Tu desconfianza me inquieta y tu silencio me ofende.

54Déjales con lo que llaman sus ideas, cuando en realidad son ellos de las ideas que llaman suyas.

55¡Creer lo que no vimos, no!, sino crear lo que no vemos. Crear lo que no vemos, sí, crearlo y vivirlo, y consumirlo, y volverlo a crear y consumirlo de nuevo, viviéndolo otra vez, para otra vez crearlo... y así; en incesante tormento vital.

56Y acaso la enfermedad misma sea la condición esencial de lo que llamamos progreso, y el progreso mismo una enfermedad.

57¿Y qué es amor? ¿Quién definió el amor? Amor definido deja de serlo.

58¿Y qué es el derecho a la vida? Me dicen que he venido a realizar no sé qué fin social; pero yo siento que yo, lo mismo que cada uno de mis hermanos, he venido a realizarme, a vivir.

59Y si creo en Dios, o por lo menos creo creer en Él, es, ante todo, porque quiero que Dios exista, y después porque se me revela por vía cordial... Y me pasaré la vida luchando con el misterio.

60La opresión, una mentecatada. Hablar de nacionalidades oprimidas perdonadme la fuerza, la dureza de la expresión- es sencillamente una mentecatada; no ha habido nunca semejante opresión, y lo demás es envenenar la Historia y falsearla.

61Creer en Dios es, en cierto modo, crearle.

61Besos que vienen riendo, luego llorando se van, y en ellos se va la vida, que nunca más volverá.

62¿De qué te sirve meterte a definir la felicidad si no logra uno con ello ser feliz?

Comentarios