Las 50 frases de Martin Luther King más inspiradoras 🥇

Las frases de Martin Luther King demuestran su labor por los derechos de los afroestadounidenses.
Martin Luther King en una imagen de archivo | Wikipedia
 

Martin Luther King fue un pastor de la Iglesia bautista y activista estadounidense que nació en 1929 y fue asesinado en 1968. Es conocido mundialmente por su crucial trabajo en Estados Unidos, organizando y liderando el movimiento por lo derechos civiles de los afroestadounidenses. Algunas de las frases de Martin Luther King han pasado a la posteridad, y os las hemos resumido en la siguiente lista.

Frases de Martin Luther King inspiradoras

Por su labor a terminar con la segregación y la discriminación racial en Estados Unidos a través de la no violencia, se le concedió en 1964 el Premio Nobel de la Paz. Además, también formó parte de numerosas protestas contra la guerra de Vietnam y de la pobreza en general. A continuación os traemos las mejores frases de Martin Luther King:

1Si ayudo a una sola persona a tener esperanza, no habré vivido en vano.

2A través de la violencia puedes matar al que odias, pero no puedes matar el odio.

3Nada en el mundo es más peligroso que la ignorancia sincera y la estupidez concienzuda.

4Si el hombre no ha descubierto nada por lo que morir, no es digno de vivir.

5El brazo del universo moral es largo, pero se dobla hacia la justicia.

6Rara vez encontramos hombres que voluntariamente se dedican a un pensamiento fuerte y sólido. Hay una búsqueda casi universal de respuestas fáciles y soluciones a medio tiempo. Nada duele más a algunas personas que tener que pensar.

7No importa cuánto se viva sino cómo se vive, si se vive bien y se muere joven, se puede haber contribuido más que una persona hasta los ochenta años preocupada sólo de sí misma.

8El lugar más caliente del infierno está reservado para aquellos que permanecen neutrales en tiempos de gran conflicto moral.

9He decidido aferrarme al amor… El odio es una carga demasiado grande para soportar.

10Sea cual sea el trabajo de tu vida, hazlo bien. Un hombre debe hacer su trabajo tan bien que los vivos, los muertos y los no nacidos no puedan hacerlo mejor.

11El pasado es profético, porque afirma fuertemente que las guerras son unos cinceles pobres para tallar los mañanas pacíficos.

12La ley y el orden existen con el propósito de establecer la justicia, y cuando fallan en este propósito, se convierten en las presas peligrosamente estructuradas que bloquean el flujo del progreso social.

13La función de la educación es enseñar a pensar intensamente y pensar críticamente. Inteligencia más carácter: esa es la meta de la verdadera educación.

14Debemos aceptar la decepción finita, pero nunca perder la esperanza infinita.

15Todo hombre debe decidir si camina a la luz del altruismo creativo o en la oscuridad del egoísmo destructivo.

16Todo lo que vemos es una sombra proyectada de lo que no vemos.

17La oscuridad no puede expulsar a la oscuridad; sólo la luz puede hacerlo. El odio no puede expulsar al odio; sólo el amor puede hacer eso.

18Diez mil necios se proclaman en la oscuridad, mientras que un hombre sabio se olvida de sí mismo en la inmortalidad.

19No hacemos de historia. Estamos hechos por la historia.

20Debemos concentrarnos no sólo en la expulsión negativa de la guerra, sino en la afirmación positiva de la paz.

21Siempre es correcto el momento para hacer lo correcto.

22Si supiera que el mundo se acaba mañana, yo, hoy todavía, plantaría un árbol.

23Cuando tienes razón, no puedes ser demasiado radical; cuando te equivocas, no puedes ser demasiado conservador.

24El arte de la aceptación es el arte de hacer que alguien que acaba de hacerte un pequeño favor desee haberte hecho uno mayor.

25Guardarme de la violencia, ya se exprese mediante la lengua, el puño o el corazón.

26100 años después, el negro sigue viviendo en una isla de pobreza rodeado por un mar de prosperidad material.

27Nada se olvida más despacio que una ofensa; y nada más rápido que un favor.

28El perdón no es un acto ocasional, es una actitud constante.

29Un motín es el lenguaje de los no escuchados.

30Una y otra vez debemos sobreponernos al peso de la fuerza física con la fuerza espiritual.

31Todo el trabajo que eleva a la humanidad tiene dignidad e importancia y debe ser emprendido con minuciosa excelencia.

32Tu verdad aumentará en la medida que sepas escuchar la verdad de los otros.

33No nos hagamos una vivienda en el valle de la desesperanza.

34Cuando nos fijamos en el hombre moderno, tenemos que enfrentar el hecho de que el hombre moderno sufre de un tipo de pobreza del espíritu, que se encuentra en marcado contraste con su abundancia científica y tecnológica.

35La poca comprensión de la gente de buena voluntad es más frustrante que el malentendido absoluto de las personas de mala voluntad.

36Debemos vivir juntos como hermanos o perecer juntos como necios.

37Un individuo no ha empezado a vivir hasta que pueda elevarse por encima de los estrechos confines de sus preocupaciones individualistas a las preocupaciones más amplias de toda la humanidad.

38Si no puedo hacer grandes cosas, puedo hacer pequeñas cosas de una gran manera.

39Tengo el sueño de que mis cuatro hijos pequeños vivirán un día en una nación donde no serán juzgados por el color de su piel, sino por el contenido de su carácter.

40Cambiarás de opinión; cambiarás tu aspecto; cambiarás tu sonrisa y tu forma de comportarte, pero no importa lo que cambies, siempre serás tú.

41Una mentira no puede vivir.

42Lo que está mal en el mundo de hoy es que las naciones están comprometidas en una amarga y colosal competencia por la supremacía.

43Cada hombre vive en dos reinos: el interno y el externo. El interno es ese reino de la espiritualidad expresado en el arte, la literatura, la moral y la religión. El externo es ese tan complejo de dispositivos, técnicas, mecanismos e instrumentalidades por medio de los cuales vivimos.

44Nadie sabe realmente porqué está vivo hasta que saben por qué moriría.

45Nos rehusamos a aceptar que el banco de la justicia está en bancarrota.

46La fe es dar el primer paso, incluso cuando no ves la escalera entera.

47No recordaremos las palabras de nuestros enemigos, sino el silencio de nuestros amigos.

48Un individuo no ha empezado a vivir hasta que pueda elevarse por encima de los estrechos confines de sus preocupaciones individualistas hacia las preocupaciones más amplias de toda la humanidad.

49Nos satisfacemos nuestra sed de libertad bebiendo de la copa de la amargura y el odio.

50Hemos aprendido a volar como los pájaros, a nadar como los peces; pero no hemos aprendido el sencillo arte de vivir como hermanos.